Aquellos maravillosos años. 590 Curso Básico Paracaidismo

590Corría el mes de marzo de 1989 cuando 140 “chavales” de poco más de 18 años nos presentamos en la puerta de la Escuela Militar “Mendez Parada” en Alcantarilla con una ilusión:  ser paracaidistas del Ejército del Aire.

25 años después , el pasado sábado a las 12 del mediodía en el mismo sitio, 46 de aquellos jóvenes nos hemos podido volver a ver, reconocer y abrazar.

Cabe decir que las nuevas tecnologías han hecho posible este  reencuentro, pero sobre todo la ingente labor de localización  sobre antiguas agendas de direcciones y  teléfonos (de las escritas…) que nos han hecho llegar a nuestros compañeros , a través de familiares, vecinos, amigos, ayuntamientos etc.

El esfuerzo, sin duda, ha merecido la pena, los impactos emocionales que se vivieron el sábado fueron de todos los calibres. Desde los que se reconocían al momento, hasta los que teníamos que hacer un esfuerzo mental de photoshop durante unos segundos  (añadir pelo-quitar kilos/ambas…). Las expresiones “me acuerdo de ti perfectamente”, “sigues con el mismo tono de voz”, “estás igual que entonces” – ésta en menor medida-,  se repetían en un murmullo de gran carga sentimental.

Apariencia física aparte, lo importante, lo emocionante es que en apenas unos minutos, estábamos de nuevo juntos, dando un paseo por la Escuela Militar como si no hubieran pasado 25 años, como si acabásemos de llegar…

Para la mayoría de nosotros, aquellos años supusieron la primera vez que salíamos de “casa”, las primeras discotecas , las primeras visitas a Murcia, Mazarrón o La Manga, los primeros “sueldos” (fuimos el germen de las actuales Fuerzas Armadas profesionales), los primeros amores…

Aquella experiencia nos marcó para siempre, valores  como  la amistad, disciplina, sacrificio, compañerismo, lealtad, valor y honor (hoy denostados) han hecho que hayamos afrontado la vida con más fuerza en los peores momentos, y que 25 años después, nos alegremos, emocionemos y lloremos al vernos de nuevo.

Sirvan estas líneas como agradecimiento a todos los que han hecho posible que este día tan especial  se haya hecho realidad, sobre todo a  los compañeros que desde la Escuela Militar Méndez Parada  y  Alcantarilla nos habéis recibido como si no nos hubiésemos  ido. Siempre os lo agradeceremos.

No teníamos apenas nada y lo teníamos todo porque ERAMOS FELICES, éramos especiales, éramos,  pero sobre todo seguimos siendo, el 590.

Jesús Rodriguez Cuesta