El valor reconocido de los perros policía de la Guardia Civil

perro-ajax-guardia-civilEl año pasado llevaron a cabo casi 56.000 servicios en la Comunidad de Madrid. Contribuyeron, con sus actuaciones, a la lucha contra la delincuencia y al mantenimiento de la seguridad ciudadana. Pero normalmente no aparecen en los medios de comunicación, porque, aunque desarrollan labores policiales, no son guardias civiles ‘al uso’. Hablamos de los perros del Servicio Cinológico de la Guardia Civil, un total de 542 animales que, en muchas ocasiones, son más racionales que las propias personas.

Su valor está más que reconocido (no hay que presuponerlo); su lealtad y obediencia van más allá de lo que se enseña en cualquier academia militar o policial; y su formación en detección de explosivos, localización de drogas, vigilancia o rescate la aprenden, como sus compañeros de uniforme, en un centro de enseñanza de la Guardia Civil: el Centro de Adiestramiento que el Servicio Cinológico tiene en El Pardo (Madrid).

El año pasado, según informaba hace unos días la delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, estos perros contribuyeron a la prevención de actividades delictivas y al mantenimiento de la seguridad de todos los ciudadanos. «Su labor -subrayaba Cifuentes- sigue resultando imprescindible, pese al creciente proceso de tecnificación de los procesos investigadores, porque se necesita el gran valor que aporta el olfato de los perros policía».

Sus actuaciones en la Comunidad de Madrid (como en el resto de España) se centraron en la detección de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, seguridad y rescate, y detección de explosivos. De los 542 perros que la Guardia Civil tiene repartidos por toda España, 269 se encuentran actualmente en esta Comunidad, y muchos de ellos están aprendiendo nuevas sub-especialidades (búsqueda de acelerantes de incendios, tabaco o cebos envenenados) que serán de gran utilidad en investigaciones específicas como incendios forestales, contrabando y atentados contra el medio ambiente.

La mayor parte de estos perros son pastores alemanes, seguidos de los pastores belgas, labradores, golden, pastores holandeses y sabuesos. Precisamente uno de ellos, de nombre Ajax, pastor alemán, fue condecoradoen el mes de junio con la medalla de oro que concede la organización benéfica ‘People’s Dispensary for Sick Animals’, convirtiéndose así en el primer perro en España y el segundo fuera del Reino Unido (donde está establecida esta prestigiosa organización veterinaria británica) en recibir dicha condecoración, que sólo ha sido otorgada a 21 perros en todo el mundo.

A Ajax le premiaron por su valentía en la detección de un artefacto explosivo que salvó muchas vidas a finales del mes de julio de 2009 en la localidad de Palmanova (en Palma de Mallorca), donde ese mismo mes fueron asesinados por la banda terrorista ETA los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salva. Como él, muchos canes velan a diario por nuestra seguridad. Por eso, sirvan estas líneas para homenajear a todos esos ‘perros policía’ que, aunque en la sombra, siempre están ahí… y nunca nos abandonarán.

Fuente : atenedigital

Carmen D