España mantendrá los 558 militares desplegados en Líbano un año más «como mínimo»

soldados-libanoEspaña no retirará «ni un sólo soldado» de Líbano y mantendrá la misión en los mismos términos y con los actuales 558 militares desplegados «un año más como mínimo», ha asegurado hoy el jefe del mando de operaciones del Estado Mayor de la Defensa, almirante Teodoro López Calderón.

El número dos del Estado Mayor y responsable de las misiones españolas en el exterior ha inaugurado el XXV Seminario Internacional de Seguridad y Defensa que se celebra en Toledo, en el que ha advertido de que aunque hay fondos suficientes para operaciones, «el presupuesto de Defensa ha llegado al límite: Estamos rozando la línea roja, que si se traspasa puede haber problemas para la defensa nacional».

Durante su intervención, el almirante ha reconocido que la situación en Siria es «complicada» y actualmente es un «polvorín» en la región, que afecta evidentemente a Líbano, donde España tiene desplegados 558 militares al sur del país, en la frontera con Israel, en una misión de cascos azules de Naciones Unidas.

En este sentido ha declarado que «no hay intención ninguna de reducir la misión» y que España mantendrá el nivel de la fuerza desplegada, con el control de la misma área de responsabilidad y el número de efectivos.

Ante la situación de incertidumbre en Líbano y las repercusiones del conflicto sirio, «retirarse ahora podría desestabilizar una parte del país que ahora es la más tranquila y no plantea problemas», ha recalcado López Calderón.

Según dijo el ministro de Defensa, Pedro Morenés, España retiraría antes de final de año hasta el 50 por ciento, con el fin de ahorrar costes y una vez cumplidos buena parte de los objetivos de la misión.

Esta misión militar, que comenzó en noviembre de 2006 con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, contaba hace un año con 1.100 militares.

El repliegue ya se inició el pasado año, de forma simbólica, con el regreso en mayo de unos 60 efectivos.

Sin embargo, el titular de Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó que el compromiso con las fuerzas de la ONU en el Líbano es «permanente» y que «en absoluto» habrá una retirada de las tropas.

López Calderón ha dicho hoy que la operación en Líbano no es para toda la vida y que «la idea es irse cuando la misión esté cumplida».

El almirante ha repasado durante su intervención las actuales operaciones internacionales y sus modalidades, y ha afirmado que las intervenciones militares no son suficientes por sí mismas para resolver conflictos.

En este sentido ha apostado por una acción global e integral, con la participación de lo civil, fundamentalmente la diplomacia y el desarrollo, y lo militar.

Ha estimado que en el futuro próximo las operaciones serán «preventivas» para evitar Estados fallidos y la proliferación del terrorismo, y será «imprescindible» establecer previamente «soluciones políticas deseadas»,

Seguirán las misiones de estabilización tras los conflictos, aumentarán las operaciones de seguridad marítima y habrá nuevas intervenciones en el ciberespacio, ha augurado el almirante.

En su opinión, las amenazas y los riesgos no tienen fronteras y ningún país puede hacer frente a los conflictos en solitario, por lo que «las soluciones tiene que ser globales».

En este sentido ha descartado riesgos de enfrentamiento directo convencional entre países y ha considerado que la opinión pública no está lo suficientemente informada sobre el problema de Mali, el Sahel y sus consecuencias.

Por otra parte, López Calderón ha lamentado que la UE no tenga un sistema de mando y control de las operaciones dentro de su política de Defensa y ha defendido la contribución «proporcionada» de España en la operación en Mali.

Mali, Sahel, Afganistán y la ciberdefensa centran la primera jornada del Seminario, organizado por la Asociación de Periodistas Europeos, que contará mañana con la intervención del ministro de Defensa, Pedro Morenés.

Fuente : larazon

Carmen D