Iglesias dice que intentaría sacar a España de la OTAN y romper el convenio de Defensa con EEUU

PodemosPabloIglesiasEl secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha afirmado este lunes que si fuese presidente del Gobierno, intentaría sacar a España de la OTAN y romper el convenio de Defensa con Estados Unidos que permite la presencia de militares españoles en las bases de Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla).

Así lo ha afirmado en una entrevista en la Cadena Ser, en la que ha admitido, no obstante, que sacar a España de la organización atlántica «no es una cosa sencilla». Según ha dicho, le parecería bien un referéndum en el que España decidiera «soberanamente» no estar en la estructura militar aliada.

A su modo de ver, tras la caída del muro de Berlín, la organización defensiva ha perdido sentido y, además, formar parte de ella tiene que ver con «lo que le está pasando a los agricultores españoles por el veto ruso». Iglesias aludía así al veto ruso a exportaciones agrícolas europeas por las sanciones de la UE a raíz del conflicto en Ucrania.

Eso sí, ha defendido que una decisión soberana para salir de la OTAN no dejaría a España aislada internacionalmente, sino que sería «hacer una política exterior propia» y no «subordinada» a otros intereses.

En cuanto al convenio de Defensa con Estados Unidos, ha asegurado que intentaría «por todos los medios» romperlo. «Yo soy patriota y no me gusta que haya militares de otros países en territorio español».

Medidas patrióticas

Durante la entrevista, Pablo Iglesias ha afirmado que si como gobernante le pusieran «entre la espada y la pared» para obligarle a hacer recortes y que «los tenedores de la deuda cobren sus intereses», él optaría por tomar «medidas patrióticas».

«Nosotros asumiríamos medidas patrióticas que apostarían primero por la gente y, después de la gente, los bancos y, después, los fondos de inversión», ha dicho, preguntado cómo actuaría ante la tesitura de tener que aplicar recortes o incumplir el objetivo de déficit de la UE, fijado en un 3% del PIB.

Y, si esas «medidas patrióticas» llevasen a que a España se le corta el grifo de la financiación, ha afirmado que sería necesaria una «mesa de negociación» para ver cómo se pagan las pensiones o el desempleo.

Sin embargo, Iglesias está convencido de que «con voluntad política todo es posible» y de que «sólo el hecho de decir esto serviría para que algunos se plantearan dos veces la irresponsabilidad que cometen» al llevar a los países europeos a una «situación insostenible».

En este sentido, ha argumentado que España «es la cuarta economía de la zona euro» y puede decir a la troika que «se acabó la diversión, no pueden obligarme a que conviva alegremente con la miseria de mi país». A su juicio, con esa actitud se llegaría a «soluciones razonables, como ocurre cada vez que un país se pone serio».

Pese a que Podemos no tiene aún elaborado un programa económico, ha asegurado que «pueden estar tranquilos» quienes tengan dos o más viviendas «fruto de su trabajo», y ha dicho que Podemos actuaría contra «los golfos que no trabajan» y los bancos que tienen cientos de viviendas «vacías y dedicadas a la especulación». «Durante mucho tiempo, se decía ‘¡Cuidado, que los socialistas van a dejar a la gente sin casa!’, y quienes les han dejado sin casa han sido los bancos», ha dicho.

El líder de Podemos ha dicho que le da vergüenza que en un país como España, que llegó a aspirar a entrar en el G7, uno de cada cuatro personas sea pobre y haya que convivir con «la lacra de la malnutrición infantil», y cree que eso se debe a «gobernantes que se han puesto demasiadas veces de rodillas».

Fuente : Elmundo