Jorge Bravo:»Agradecimiento a las Asociaciones Profesionales»

2aumeokAUME – Asociación Unificada de Militares Españoles ha hecho pública una carta de Jorge Bravo agradeciendo el apoyo recibido por las Asociaciones Profesionales en contra de su arresto, significando que el colectivo está ahora más unido que nunca frente a la imparcialidad del Ministerio de defensa que mientras ha dejado que cesara el General de División Juan Chicharro sin que le haya afectado sanción alguna, ha sancionado duramente al Subteniente Jorge Bravo, ejemplarizando  claramente la doble vara de medir que tiene dicho Ministerio para determinar quien ofende más a la institución si uno que demanda acciones militares contra una parte del Estado incluso por encima de la Constitución u otro que siendo Suboficial pidió moderación a la hora de preparar actos y despilfarrar  el dinero público. Reproducimos a continuación la carta de agradecimiento remitida a las Asociaciones Profesionales.

«Estimados amigos y compañeros:

Estoy recibiendo estos días a través de «comunicados» una gran oleada de afecto,solidaridad y compañerismo. Como sabéis, esta privación de libertad esta llevando aparejada la conculcación de otros derechos fundamentales, a través de normas y reglamentos de inferior rango a la Ley Orgánica de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas -sin movil, sin INTERNET,con limitación de llamadas-,por lo que me resulta difícil, sino imposible, poder dar respuesta a las cartas, telegramas, faxes, entradas en foros y redes sociales, correos electrónicos y llamadas que se quedan desatendidas. Es por lo que quiero aprovechar esta carta para expresar mi agradecimiento y la gran emoción que me provoca, a todos y cada uno de los que os pronunciais a través de esos medios.

Es una enorme satisfacción conocer la gran «unión» que estáis manifestando desde el ámbito del asociacionismo, desde la solidaridad y desde el compañerismo,frente a lo que otros nos quieren mostrar como la «unidad» en las Fuerzas Armadas (como ya todos sabemos).

El apoyo de los compañeros, así como el de la sociedad Civil me parece modélico.

La disposición de las Asociaciones Profesionales, ASFASPRO, AMTM y también ATME Y ASFAS cerrando filas con AUME, me parece ejemplarizante, si además unimos iniciativas como la liderada por ASFASPRO respecto a una convocatoria extraordinaria del COPERFAS. Creo que se está dando una lección donde algunos no la esperaban.

Tengo que agradecer muy especialmente a la Junta Directiva de AUME, al Secretario General, a los Colabo radores, Representantes, Delegados y Socios,el esfuerzo que estan realizando por esta causa,que no es la mia particular, sino la de todos los miembros de las Fuerzas Armadas (o casi todos).

Todo ello compensa los malos ratos en el disciplinario, aunque no el vacio que deja la separación de mi familia que eso nunca tiene precio.

Lo que en el fondo está en juego no es, ni mucho menos, un arresto injusto, una sanción

desproporcionada o unas condiciones de cumplimiento de la sanción propias de tiempos feudales; no. Pues no hemos de olvidar que han habido, hay y habrán sanciones a compañeros que se sufren de forma mucho más negativa, no sólo por las circunstancias personales, sino por sus efectos.Sabemos de compañeros que estando en circunstancias similares han terminado enfermos y otros casos, como los las circunstancias penosas de militares de la escala de Tropa, que les queda muy co mprometida su posible renovación (algunos, arrestados por botas sucias). Es la dignidad de las personas lo que tenemos que intentar salvar.

De ahí que nuestro empeño se deba centrar en conseguir un nuevo régimen disciplinario que esté en consonancia con unas Fuerzas Armadas del siglo XXI, con un respeto absoluto a los Derechos Humanos y que contemple a los militares como personas dignas, como ciudadanos y no como cosas.

El borrador de la LORDFAS que se ha venido trabajando no nos vale. El que presentó el anterior gobierno, tampoco. Y el actual es más de lo de antes. Nuestro objetivo ha de ser cambiar esto.

No tenemos que olvidar que ya no estamos sólos. El resto de la sociedad, que aún no lo contemplaba, ya va comprendiendo que los militares primero somos personas, que tenemos también la dimensión ciudadana. Y es desde esta dimensión desde la que tenemos que conseguir cuantos apoyos podamos pues en definitiva estamos «viajando» al pueblo; estamos volviendo al lugar de donde nunca nos deberian haber sacado, aunque algunos se empeñen en tratar de situarnos fuera de la Sociedad y por encima del Estado. Pero la mayoría sabemos que somos del pueblo y para el pueblo, por eso a él retornamos.

Volviendo al motivo de esta carta,sintiéndome más acompañado que nunca, os reitero mi agradecimiento por vuestra solidaridad, por vuestro apoyo y por vuestro trabajo.

Un fuerte abrazo.

Jorge Bravo«

Scroll al inicio
Esta es una web personal sin contenido comercial, los datos recabados de acceso no serán cedidos a terceros, ni almacenados y solo se conservaran para análisis ante comportamientos delictivos o de propagación de malware.   
Privacidad