Luis de la Cruz «La falta de modelo en las FAS produce drásticos recortes»

FMDPróximamente el Gobierno aprobará una drástica reducción en los programas especiales de armamento del gasto previsto hasta 2.030 en unos 3.850 millones de Euros, desde los actuales 33.345 millones a 29.495. Si se compara esta última cifra con la situación existente al final de la anterior legislatura, cuando el techo de gasto era de 36.875 millones, la disminución supera los 7.000 millones.

El Ejército del Aire es el que más sufre la reducción, en 2.966,61 millones. En el Eurofigther se produce una reducción de 2.000 millones, renunciando España a 14 aparatos, con lo que el Ejército del Aire sólo tendrá 73, y se retrasará la entrega de 15 aviones a 2.015.

El otro gran programa europeo, el avión de transporte A-400M, el JEMAD, Almirante General Fernando García Sánchez, lo fija en 14 aparatos (los previstos eran 27 aparatos), lo que conlleva a vender a otros países los 13 aviones restantes.

En el Ejército de Tierra el mayor recorte se lo llevan los FAMET y en concreto, en el helicóptero Tigre se renuncia a la modernización de la versión MAP y MAD. De los 24 previstos se quedan en 6 menos, que se ponen a la venta en el mercado de exportación.

Del helicóptero de transporte táctico NH-90 se pasa de 45 a 22. Pese a ello, su coste aumenta en 190 millones por reestructuración del programa, que pasa por primera vez a incluir elementos esenciales para que puedan ser operativos desde el primer día.

También se reduce el vehículo de combate de infantería Pizarro, de 190 a 117, en la segunda fase del programa. En un nuevo contrato se incorporarán 36 vehículos de zapadores.

En la Armada se revisa el submarino S-80 por problemas técnicos relacionados con el sistema de propulsión y el balance de pesos, pero el programa del submarino S-80 no sufre variación.

En lo que se refiere al capítulo de personal de tropa y marinería, se han suprimido o no se han renovado contratos a cerca de 6.500 efectivos.