Sahara: gira de esperanza

Jesus_ArgumosaEl pasado 22 de marzo, el enviado especial del Secretario General de la ONU para el Sahara Occidental, Christopher Ross, inició una gira por la región, pasando por Rabat, los territorios ocupados del Sahara Occidental, campamento de refugiados saharauis cerca de Tinduff, Nuakchot y Argel, donde ayer martes puso fin a su gira.

El enviado de la ONU ha declarado en todos sus encuentros en las capitales mencionadas, que la grave situación de inestabilidad que está sufriendo la región del Sahel, donde se está llevando a cabo una operación franco-africana contra los yihadistas en Mali, exige, más que nunca, encontrar una solución de la crisis del Sahara Occidental.

Ross acudió a esta gira después de haberse entrevistado con altos responsables del Grupo de Amigos del Sahara Occidental -formado por Estados Unidos, Rusia, España, Reino Unido y Francia-, aparte de Alemania y Suiza, al objeto de movilizar el apoyo internacional a favor de su próxima gestión.

Es cierto que las declaraciones de Ross relativas a las razones aducidas de la actual situación de inestabilidad en el Sahel para justificar la urgencia de que se resuelva lo más pronto posible el conflicto del Sahara Occidental se pueden considerar lógicas y razonables, pero también es verdad que el enviado del Secretario General de la ONU debería venir, cuando menos, con una propuesta de solución entre sus brazos para presentar en las distintas capitales visitadas en su gira por la región.

A nadie se le escapa que una actuación yihadista en el Sahara Occidental puede desestabilizar gran parte del Sahel (occidental) que incluye amplios territorios de Argelia y Mauritania, y parte del Sur de Marruecos. Y la distancia entre la frontera norte de Mali y el territorio del Sahara Occidental no llega a 300 km. Por otra parte, Marruecos ha recibido varias críticas por su falta de respeto de los derechos humanos.

Mucho se ha hablado en los últimos días sobre cuál podía ser el Plan que Ross traía en esta gira, toda vez que su insistencia en la urgencia de solución del conflicto manifestada en todos sus encuentros, por la lógica de cualquier negociación, debiera estar apoyada en un Plan, posiblemente con varias salidas alternativas, entre la postura marroquí de Autonomía y la saharaui de plena independencia.

En mi opinión, después de las recientes declaraciones efectuadas por el presidente de la República Saharaui, Mohamed Abdelaziz, dirigiéndose al presidente francés, Francois Holland, en el sentido de que «nunca es demasiado tarde para revisar su posición», hasta ahora favorable a Marruecos, y de lo afirmado por el ministro de Exteriores marroquí, Youssef Amrani, en Madrid, referente a que la actual situación del Sahara Occidental es «inaceptable», pidiendo una solución .»realista», las posturas de ambas partes se están aproximando.

A pesar de que el contenido de la gira de Ross no ha sido desvelado en ningún momento, con mucha probabilidad, el próximo día 22 cuando presente los resultados de su informe al secretario general de la ONU, pueda aparecer algún signo de progreso real en la resolución de este viejo conflicto. Sería un magnífico logro.

Jesús Argumosa

Fuente : ateneadigital

Scroll al inicio
Esta es una web personal sin contenido comercial, los datos recabados de acceso no serán cedidos a terceros, ni almacenados y solo se conservaran para análisis ante comportamientos delictivos o de propagación de malware.   
Privacidad