Una procuradora pide un millón de euros a 17 familias del Yak-42

YAK42Las familias de 17 militares fallecidos en el accidente del Yak-42, del que el próximo domingo se cumple el décimo aniversario, han recibido en los dos últimos meses cartas y notificaciones de su procuradora, Arantxa Novoa Mínguez, en las que solicita cobrar entre 50.000 y 80.000 euros por cliente por los gastos de representación, en total alrededor de un millón de euros.

Esta cifra, “desorbitada” para las víctimas, supera el máximo legal que puede percibir un procurador en un proceso de estas características y, en algunos casos, supera más del 50% del total de la indemnización media que percibiría cada familia, unos 144.000 euros.

Además, los 17 clientes de Novoa Mínguez están exentos de pagar dichos honorarios, ya que en su hoja de encargo con el despacho de abogados que la contrató decía que la “suma de gastos, suplidos y honorarios que será facturada por el despacho (…) no sobrepasará el 15%, más el IVA correspondiente, de la compensación global para toda la familia”.

El bufete de abogados añadió, incluso, que “si la indemnización no se obtiene o no llegase a ser efectuada por insolvencia del deudor o cualquier otra causa, los gastos por honorarios causados serán condonados”, y en este supuesto se incluía a los peritos y procuradores “cuya intervención sea útil o necesaria para el buen fin del expediente”.

«Escandaloso abuso»

Las familias denuncian que está fuera de toda lógica, por ejemplo, que un hermano de una víctima del accidente del Yak-42, que debería percibir 3.000 euros, le correspondería pagar a la procuradora 8.100 euros, es decir, la muerte de su hermano le costaría dinero.

Los abogados de las familias rechazaron la actitud de la procuradora, mientras que siete de los afectados manifestaron su desamparo y anunciaron que denunciarán a la procuradora por el “escandaloso abuso de quien se intenta aprovechar de la desgracia de unas familias que perdieron a sus seres queridos hace diez años”. Asimismo, señalaron que debería de intervenir el órgano que ejecutó la sentencia de las indemnizaciones, el juzgado de Primera Instancia número 2 de Zaragoza.

Fuente : diariovasco

Carmen D