Entrevistamos al Reservista de Especial Disponibilidad D. Luis Chillón

Hoy tenemos la suerte de entrevistar a D. Luis Chillón, ex-militar de la Escala de Tropa y Marinería del Ejercito de Tierra, que actualmente es Reservista de Especial Disponibilidad, y que gracias a la entrevista que nos concede por fin podemos trasladar el relato y vivencias de uno de esos pocos por ahora, pero en un futuro muy numerosos militares que en contra de su voluntad deberán marcharse de las Fuerzas Armadas por la puerta trasera, tras decadas dedicadas a su profesión militar.

Luis Chillon es además el Vocal de la OATM – Organización de Apoyo a la Tropa y Marinería en la Comunidad de Madrid. Sin más cedemos la palabra a Luis Chillon.

EDM: Buenas tardes ¿Como ex-militar de la escala de Tropa y Marinería le costó mucho trabajo adquirir la condición de Reservista de especial Disponibilidad?
Buenas tardes, antes de nada, si me permite, quisiera darles las gracias por acordarse de alguien que como bien dice hasta hace no mucho pertenecía a la Escala de Tropa del Ejército de Tierra, y que por haber cometido el “delito” de dar los mejores años de su vida al servicio de España, se ha visto obligado en contra de su voluntad a colgar el uniforme militar por cumplir 45 años de edad y no tener la condición de permanente.
En relación a su pregunta, y a pesar de lo expuesto anteriormente, mi compromiso con España sigue siendo real y leal, y por ello solicité la condición de Reservista de Especial Disponibilidad, que para quien no lo conozca, solo puede ser solicitada por militares profesionales que voluntariamente lo soliciten al finalizar sus compromisos de larga duración y acrediten haber cumplido al menos dieciocho años de servicios. Esta disponibilidad da derecho al percibo de una modesta asignación económica. Para adquirir esta condición tan solo tuve que solicitarlo por escrito al Jefe de Estado Mayor de mi Ejército.

EDM: ¿Se le prestó apoyo a la hora de rellenar formularios en algún departamento del Ministerio de Defensa? ¿Algún organismo de Defensa le prestó apoyo en este duro trance de dejar su profesión, inscribiéndolo en bolsas de trabajo o recibiendo apoyo moral?
Desgraciadamente no, la indiferencia tanto del Ministerio de Defensa como por parte del Mando de Personal del Ejército de Tierra, ha sido total y absoluta, más de dos décadas de servicio han terminado en una fría resolución de boletín, han mirado hacia otro lado.

EDM ¿Ha podido cobrar el subsidio desde el primer mes o su importe ha sido reducido por alguna causa? ¿Cuanto cobra actualmente y desde cuando? Si puede saberse.
Hace mención al subsidio, el subsidio concretamente es incompatible con la condición de Reservista de Especial Disponibilidad, lo que si percibo son 1087,20 euros mensuales como prestación contributiva por desempleo desde finales del mes de junio de este año, cantidad a la que hay que restarle 50,73 euros en concepto de aportación a la Seguridad Social. Esta prestación es la misma durante los seis primeros meses de paro, el resto del tiempo se reducirá en un 20%.

EDM: ¿ Ha encontrado trabajo? ¿Como ve su futuro laboral?
No, no he encontrado trabajo la permanencia en el Ejército no te acredita para nada, y relativo al futuro laboral soy muy, muy pesimista.

EDM: ¿Recibió instrucciones de su OFAP o Delegación/Subdelegación de Defensa antes de fijar su domicilio en su provincia de residencia? ¿Podría fijar su residencia fuera de España en territorio comunitario o está obligado a quedarse en España por si es activado?
Nuestra Constitución consagra la libertad de circulación y residencia, en consonancia el Reglamento de Reservistas de las Fuerzas Armadas aprobado el pasado año, no dispone ninguna limitación en este sentido y he fijado libremente mi lugar de residencia habitual.

EDM: ¿Se le ha prohibido afiliarse a sindicatos o a partidos políticos?
Mientras no sea activado, mi situación es de disponibilidad y en esta situación no tengo la condición de militar, por lo que los derechos asociativos sancionados en nuestra Constitución los puedo ejercer sin limitación alguna.

EDM: ¿Cree usted que encontrará trabajo con su formación actual? ¿Le ha sido útil en las Oficinas de Empleo explicar que nunca ha cotizado a la Seguridad Social y que este es su primer empleo con 45 años?
Con la formación que he recibido durante más de veinte años puedo afirmar rotundamente que es imposible encontrar ningún tipo de trabajo, pues esa formación ha sido “ninguna”; si puedo aportar experiencia dentro de los cometidos que me han sido asignados, por cierto muchos de ellos de superior escala y empleo, pero no creo que con esto sea suficiente.
Mire, jamás olvidaré la expresión de asombro de la funcionaria que me atendió en la oficina del INEM cuando fui a inscribirme como demandante de empleo, le causó una gran sorpresa que un militar estuviera allí solicitando trabajo.

EDM: ¿Cree que el Reservismo de Especial Disponibilidad esta igual de valorado en la vida civil, que el Reservista Voluntario, que puede ascender a lo largo de su carrera militar?
Evidentemente no, como bien dice los Reservistas Voluntarios por acumulación de tiempo como tales pueden ascender tras la evaluación correspondiente, esta posibilidad no existe para los de Especial Disponibilidad, por lo que claramente se da una importancia y cometidos mayores al primero sin olvidarnos del agravio comparativo que se produce.

EDM: ¿Está asociado a alguna asociación, para que defienda sus derechos?
Al no poder formar parte de la asociación por no estar en activo, he solicitado el alta en la Organización de Ayuda a la Tropa y Marinería (OATM) que es una rama de la Asociación de Militares de Tropa y Marinería (AMTM), organización que se encarga de prestar ese apoyo humano y administrativo que tanta falta hace en estos duros momentos y que brilla por su ausencia en el Ministerio de Defensa.

EDM: ¿Cree que las Asociaciones Profesionales servirán para algo?
Como “veterano” militar, hasta hace algunos años pensaba que la defensa de los subordinados debía ser ejercida por el propio mando; el trascurrir de los años y sus vivencias me han hecho cambiar de opinión.
Resulta totalmente necesario la existencia de estas asociaciones, con ellas tenemos la certeza de que nuestras inquietudes, propuestas, comentarios, etc., llegan a la máxima representación del Ministerio de Defensa, sin censuras, sin cortes, diciendo lo que queremos decir y no lo que quieran oír. Para ello soy consciente de que hay que vencer la barrera del miedo, propagar y publicitar que el pertenecer a estas asociaciones no se trata en modo alguno de infringir la obligatoriedad de neutralidad política y sindical que tienen los militares en activo.

EDM: ¿A nivel personal como valora esta situación y la actual ley? ¿Cree que se merece estar en la situación actual a causa de deficientes leyes de personal?
La Ley de Tropa se promulgó en un momento en que había carencia de personal pretendiendo hacer atractivo y útil el servicio en los Ejércitos. De lo primero no cabe duda surtió efecto, pues como consecuencia de los cambios introducidos, principalmente el aumento considerable de permanencia en las Fuerzas Armadas, permitió alcanzar los objetos de contingente de Tropa necesarios para la Defensa Nacional. En cuanto a la utilidad y entendiendo ésta como utilidad laboral, el fracaso es rotundo, utilidad cero.
No tiene ningún sentido que una persona con más de dos décadas de servicio, totalmente identificada con la organización militar, responsable en cuantos cometidos le han sido asignados, desempeñando funciones de superior escala y empleo, bien considerada por sus jefes, y que por el mero hecho de cumplir 45 años edad tenga que incorporarse a la vida civil con la formación “inexistente” que ha recibido durante todos estos años.

EDM: ¿Desea aportar algo más?

Sí, si me lo permite, decir que no es la primera vez que por la misma sin razón de cumplir el tiempo máximo de edad he sido “invitado” a dejar el Ejército, fue en diciembre de 2003 cuando el límite estaba en 35 años. A pesar de lo ocurrido tanto entonces como ahora, no tenga ninguna duda que si pudiera, tropezaría por tercera vez en la misma piedra.
Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecer públicamente a mi última unidad de destino el apoyo y consideración que se siempre me han dado, la confianza que han depositado en mí durante todos estos años, su trato y consideración me han hecho crecer no solo como militar, sino también como persona; nada que ver con la indiferencia del Ministerio de Defensa y especialmente del Mando de Personal del Ejército como ya he indicado anteriormente.
Ya para terminar, decir que durante todo este tiempo he sido leal con mi Ejército, he de confesarle que siento que esa lealtad no ha sido recíproca. Muchas gracias.

Le agradecemos la deferencia que ha tenido con esta redacción en dedicarnos unos minutos a poner un poco de luz sobre esta nueva situación administrativa en la que ya se encuentran algunos militares y que en los proximos años podrían ser muchisimos más. Gracias.

J.R.D.

Scroll al inicio
Esta es una web personal sin contenido comercial, los datos recabados de acceso no serán cedidos a terceros, ni almacenados y solo se conservaran para análisis ante comportamientos delictivos o de propagación de malware.   
Privacidad