España estudia «con buenos ojos» enviar otros 30 militares a Malí

Logo-Ministerio-Defensa.-Convocatoria-plazas-archiveros  España está estudiando «con  buenos ojos» enviar otros 30 militares españoles más para la fuerza de protección necesaria para la misión de la UE de entrenamiento y asesoramiento al Ejército de Malí a petición de Francia, según han avanzado a Europa Press fuentes europeas.

   «España está estudiando con buenos ojos enviar una segunda sección a petición de Francia para la fuerza de protección», han explicado fuentes europeas, que han precisado que el Gobierno español dará «pronto» su respuesta a esta petición, que todavía «no está confirmada».

España ya ha comprometido de manera «formal» el envío de unos 30 militares para contribuir a la fuerza de protección necesaria para la base de entrenamiento de la misión en Kulikoró y otra veintena de efectivos para apoyar las tareas de entrenamiento y para el Cuartel General de la misión en Bamako.

Según las fuentes consultadas, ahora el Gobierno estaría estudiando ampliar esta contribución con otros 30 militares más, como ha solicitado Francia para cerrar la formación de la fuerza de protección que deberá garantizar la seguridad de los instructores.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, aseguró el pasado 27 de febrero que no existía ninguna propuesta para aumentar la participación española en esta misión europea, para la que el Gobierno aprobó el envío de medio centenar de efectivos, para tareas de entrenamiento y de protección a los instructores.

EN KULIKORÓ Y BAMAKO

En concreto, la misión necesita una fuerza de protección de 150 efectivos, incluidos unos 120 para la base de entrenamiento de Kulikoró y otros 30 efectivos para proteger el Cuartel General, que a priori ya están comprometidos por República Checa, según han explicado varias fuentes europeas.

El ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, ha mantenido «contactos» con su homólogo español, José Manuel García Margallo, al margen de la reunión de los Veintisiete de este lunes en Bruselas, entre otros ministros, incluido el ministro de Exteriores belga, Didier Reynders, según han confirmado fuentes diplomáticas francesas.

Bélgica podría aportar otros 30 efectivos para la fuerza de protección en Kulikoró, según informa el blog de defensa comunitario ‘Bruxelles2’. Reynders ha avanzado que el Gobierno en sesión restringida podría tomar la decisión «a partir de mañana». Bélgica ya se ha comprometido a aportar los dos helicópteros de evacuación médica necesarios para Kulikoró.

Según informa el citado blog, Francia aportaría los otros 30 efectivos necesarios hasta completar la fuerza de protección necesaria de 120 efectivos para Kulikoró, si bien fuentes diplomáticas francesas no han querido confirmar la información, aunque han admitido que es «mucho más razonable» esta contribución.

La fuerza de protección y los helicópteros de evacuación médica son los últimos flecos de la misión pendientes de cerrar y condiciones para poder iniciar las tareas de entrenamiento sobre el terreno en Malí, según han confirmado fuentes europeas.

Un total de 22 países de la UE, incluidos España, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido, han anunciado contribuciones para la misión, que contará con unos 550 efectivos, incluidos unos 200 instructores y unos 150 efectivos de fuerza de protección y el resto repartidos entre el cuartel general de Bamako y el personal de apoyo y médico necesario.

Los Veintisiete dieron luz verde al lanzamiento de la misión el pasado 18 de febrero con el objetivo de formar a cuatro batallones del Ejército maliense de los ocho que tiene, es decir entre 2.800 y 3.000 efectivos, incluido en el respeto de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional, el correcto tratamiento de presos y la protección de civiles en conflicto.

El segundo pilar de la misión es contribuir a asesorar al Estado Mayor maliense en áreas que van desde el mando y control, logística, recursos humanos y contribuir así a reestructurar al Ejército del país.

Una avanzadilla de 70 efectivos llegó a Bamako el pasado 8 de febrero para comenzar a preparar el despliegue de la misión, incluidos dos militares españoles. En la actualidad, alrededor de un centenar de efectivos de la misión se encuentran ya en Malí, según han confirmado fuentes europeas.

Las tareas de asesoramiento comenzaron sobre el terreno desde el lanzamiento de la misión, aunque sobre todo para comenzar a evaluar las necesidades en términos de lagunas organizativas y necesidades operativas reales de las Fuerzas Armadas malienses, que necesitan armas, vehículos y sistemas de transmisión o comunicación.

El jefe de la misión europea, general francés François Lecointre, confía en recabar los medios necesarios –fuerza de protección y helicópteros de evacuación médica– para poder comenzar a formar al primer batallón del Ejército maliense a partir del 2 de abril, con el objetivo de que pueda estar operativo en julio.

 

Fuente: europapress

 

C.D

Scroll al inicio
Esta es una web personal sin contenido comercial, los datos recabados de acceso no serán cedidos a terceros, ni almacenados y solo se conservaran para análisis ante comportamientos delictivos o de propagación de malware.   
Privacidad