Juan Chicharro «La estrategia de seguridad marítima nacional»

Juan_ChicharroQue España es una nación de carácter marítimo es algo que sería ocioso exponer. No obstante, no está de más el recordarlo. Muchas y variadas razones son las que nos lo demuestran.

En primer lugar su situación geográfica, su dependencia de las comunicaciones marítimas y su importancia en la economía nacional. Y por supuesto la necesaria conectividad marítima entre la península, los archipiélagos de Baleares y Canarias, Ceuta y Melilla. De todos es conocida nuestra dependencia energética del exterior, vital para nuestra economía, que en gran medida proviene a través de la mar. Nuestro país es la frontera sur de Europa y paso cuasi obligado de los flujos migratorios y finalmente no nos podemos olvidar la gran tradición pesquera y mercante de nuestra Nación desde siempre.

En definitiva, sobran argumentos y palabras para dejar bien claro que tal y como expongo al principio de estas líneas España es un país marítimo y que, por lo tanto, se hacía necesario el fijar unos objetivos y líneas de acción a seguir, de forma tal que el potencial nacional fuera empleado en la buena dirección.

El documento “Estrategia de seguridad marítima nacional” recién aprobado por el Gobierno es un importante documento que desarrolla la Estrategia de Seguridad Nacional en el entorno marítimo y lo hace en un momento importante cuando la Política Común de Seguridad y Defensa de la Unión Europea incorpora la Política de Seguridad Marítima asumiendo de forma integral todo el conjunto de la Defensa.

La prosperidad y desarrollo de la Unión Europea están en definitiva ligados a la actividad en la mar y desde la mar y la coordinación de las acciones de los estados miembros en este caso son de vital importancia. Una razón más para congratularnos de la aparición de este documento en momento tan oportuno.

Un documento que exponiendo lo que significa la Seguridad Marítima define los riesgos y amenazas para nuestra nación en este entorno, fija los objetivos a alcanzar y marca unas líneas de acción a seguir. Y sobre todo establece algo tan necesario como una estructura orgánica compuesta por el Consejo de Seguridad Nacional, un Comité Especializado de Seguridad Marítima y otro Especializado de Situación, único para el conjunto del Sistema de Seguridad Nacional.

Considero sin lugar a dudas que es un gran avance sobre la situación anterior y que un buen desarrollo normativo y operativo de lo que marca la Estrategia nos dará pruebas de la bondad de la misma.

Y aquí es donde espero yo que no se caiga en la burocracia administrativa que tanto dificulta en muchas ocasiones la solución de los problemas reales de nuestra Nación.

Confío en que el denominado Comité Especializado de Seguridad Marítima esté compuesto por gente competente y con experiencia en asuntos de la mar; si fuera posible con centros ya constituidos con capacidad de mando y control, fundamento de sus asesoramientos.

Hace años la solución hubiera sido muy sencilla. La Armada española se hacía cargo y punto. Bueno, es que prácticamente era así y no se puede decir que funcionara mal. Hoy la solución ya no es tan sencilla dado que en los últimos 30/40 años, por razones difíciles de entender a todo aquel que haya tenido como norte la eficacia y eficiencia, la Armada ha sido postergada en beneficio de un sinfín de otras agencias que comparten responsabilidades en la mar sin que se haya demostrado mejora alguna en nada. Ya va siendo hora de decirlo: en mi opinión en prácticamente nada. Y es una opinión corroborada por más de uno y de dos colectivos relacionados con asuntos de la mar.

Hoy son muchos los que hablan cuando de problemas en la mar se trata y no hay una voz única, algo que es importante, cuando de solucionar problemas se refiere. Sobre todo en circunstancias difíciles.

Otrora, un Ministerio de la Mar, el de Marina, constituía esa voz única. Hoy tienen responsabilidades y competencias en la mar el Ministerio del Interior, el de Fomento, Agricultura, Defensa, Hacienda y las diferentes Comunidades Autónomas. Demasiados indios cuando hay problemas sobre la mesa. Ahora parece que se quiere dar solución a este desaguisado al menos por lo que a la Seguridad se refiere. Bien.

Hablar de Seguridad Marítima requiere en primer lugar, sobre todo y ante todo, un profundo control del conocimiento del entorno y, hoy por hoy, no hay otro centro en España con las capacidades que la Armada aporta mediante el denominado COVAM (Centro de Operaciones y Vigilancia Marítima) que se ubica en Cartagena. En este Centro se fusiona y analiza la información que se recibe de un elevado número de fuentes y se vislumbra la imagen precisa de cuanto acaece en los espacios marítimos de interés nacional.

Esto es lo que se conoce como CEM (conocimiento del entorno marítimo) que se pone a disposición de todo aquel que lo solicite.

Este conocimiento de lo que pasa valorado conjuntamente con la capacidad para las operaciones de seguridad marítima nos dan conjuntamente las bondades de un verdadero sistema de seguridad nacional en la mar.

Y ya me dirán donde se encuentra una organización jerarquizada, disciplinada, con capacidad de decisión y mando, experiencia y medios navales mejor que la propia Armada Española para ser el meollo del desarrollo práctico de la Estrategia Marítima Nacional.

Pues ya verán Vds. como no es así y si no al tiempo. Ojalá me equivoque pero mucho me temo que lo que expuse en algún artículo anterior sobre expertos y asesores se hará realidad.

Así nos va en esto y en muchos otros asuntos.

Fuente : LaRepublica

Scroll al inicio
Esta es una web personal sin contenido comercial, los datos recabados de acceso no serán cedidos a terceros, ni almacenados y solo se conservaran para análisis ante comportamientos delictivos o de propagación de malware.   
Privacidad