El brazo armado de Hamás rechaza la propuesta de alto el fuego presentada por Egipto

Hamas-LogoEl brazo armado del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), las Brigadas Ezzeldin al Qassam, han rechazado este martes la propuesta de alto el fuego formulada por Egipto, describiendo la misma como «una muestra de sumisión».

«La verdadera intención de esta iniciativa es que se haga una reverencia y se muestre sumisión, por lo que la rechazamos. Nuestra batalla con el enemigo continuará y se incrementará en ferocidad e intensidad. Seremos leales a la sangre de los mártires y prometemos a nuestro pueblo que la sangre y los sacrificios no serán en vano», han dicho en su comunicado.

«En los medios se están publicando entrevistas y textos sobre la iniciativa de alto el fuego entre la resistencia y el enemigo, pero las Brigadas Ezzeldin al Qassam aclaramos a nuestro pueblo, con el fin de evitar confusión, que no participaremos de forma formal o informal», han remachado, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.

Horas antes, Hamás había afirmado no haber recibido la propuesta de alto el fuego formulada por Egipto, al tiempo que destacó que para abandonar las armas se debe alcanzar un acuerdo previo sobre sus demandas.

«No se ha presentado una propuesta de dichas características para que podamos estudiarla, por lo que no estamos comprometidos con nada», dijo el portavoz de la formación islamista, Sami Abu Zuhri.

La propuesta, que de ser aceptada por las partes entraría en vigor a las 6.00 GMT del martes (dos horas más en la España peninsular), contempla el fin de los combates en las 12 horas siguientes. Posteriormente, en un plazo de 48 horas, habría negociaciones entre Hamás y el Gobierno de Israel en El Cairo.

Relacionadas
El brazo armado de Hamás rechaza la propuesta de alto el fuego formulada por Egipto
Obama dice sentirse «animado» por la propuesta de alto el fuego formulada por Egipto
Yihad Islámica afirma que no aceptará el alto el fuego con Israel sin que se impongan condiciones previas
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reunirá el martes por la mañana a su gabinete de seguridad para analizar la iniciativa egipcia. El partido ultranacionalista Bayit Yehudi ya ha adelantado que el ministro de Economía, Naftali Bennett –miembro de la formación–, votará en contra.

Más de 180 palestinos han perdido la vida por los bombardeos lanzados por Israel en el marco de la operación ‘Margen Protector’, iniciada el martes de la semana pasada. Las milicias gazacíes, por su parte, han disparado cientos de cohetes contra el otro lado de la frontera, sin que se hayan registrado por el momento víctimas mortales.

LA OFENSIVA ISRAELÍ

La ofensiva israelí se inició tras semanas de tensiones catalizadas por el secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes en los alrededores de Hebrón. Durante los días siguientes las fuerzas de seguridad de Israel lanzaron una operación de búsqueda en la que murieron nueve civiles palestinos en Cisjordania, así como varios más en intercambios de disparos en la Franja de Gaza.

La situación se deterioró después de que un adolescente palestino fuera secuestrado y quemado vivo en el Bosque de Jerusalén por un grupo de israelíes que presuntamente actuaron en venganza por el suceso previo. Al menos tres de los seis detenidos han confesado haber participado en el asesinato.

Finalmente, el 8 de julio se inició la operación ‘Margen Protector’ contra Hamás, al que Israel acusa de estar detrás de la muerte de los tres jóvenes israelíes, si bien la formación lo ha negado y Tel Aviv no ha aportado pruebas que respalden sus acusaciones. La autoría del suceso fue reclamada por el brazo armado de Al Fatá, las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa.

Naciones Unidas informó sobre numerosos ataques por parte de las fuerzas israelíes contra la Franja de Gaza antes de la actual escalada del conflicto. En base a estos datos, los bombardeos y disparos de tanques registrados entre el 11 de junio y el 6 de julio mataron a doce presuntos milicianos y un niño e hirieron a 30 personas, fundamente civiles.

Estos ataques provocaron daños a once escuelas, un pozo del que dependían 15.000 personas, un centro de salud y un almacén gestionado por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA).

Fuente : Europapress

Scroll al inicio
Esta es una web personal sin contenido comercial, los datos recabados de acceso no serán cedidos a terceros, ni almacenados y solo se conservaran para análisis ante comportamientos delictivos o de propagación de malware.   
Privacidad